📸 Una foto del pasado

Normalmente a mis alumnos de iniciación les cuesta soltarse en el arte de la invención. Se bloquean con facilidad cuando se trata de suceder, uno detrás de otro, hechos que compongan una historia. Es un problema común que también tiene una solución común. Yo siempre he pensado que si no puedes inventar sucesos consecutivos porque sientes que se te acaban las ideas, entonces no te esfuerces por imaginarlos, sólo recuérdalos y escríbelos. Por eso hoy te propongo hacer una práctica de escritura que te invita a convertir tus recuerdos en una historia.

¡Recuerda o inventa recuerdos!

¿Has terminado la escritura de tu ejercicio? Ahora estás listo para enfrentarte a la revisión y corrección de tu ejercicio, tal como hacen los escritores profesionales. ¡Adelante!


Deja un comentario

Deja un comentario