ūüė¨ ¬ŅA√ļn eres un ESCRITOR NOVATO?

No falta el novato que va de sobrado y piensa que ya lo tiene todo bajo control, que domina y s√≥lo necesita el visto bueno de un profesional para empezar a deslumbrar editores. Generalmente, detr√°s de esta sobreabundancia de seguridad, lo que hay es un morro brutal que extralimita la barrera del amor propio y la autoestima. Ante tal circunstancia y sobre todo para evitarte el apuro de que tenga que dec√≠rtelo a la cara cuando llegues a clase, aqu√≠ tienes catorce se√Īales de que a√ļn eres un escritor novato y te hace falta uno (o varios) hervores para dar la talla.

¬ŅPREFIERES SEGUIRME A TRAV√ČS DEL PODCAST?

A ver, la idea no es arrancarte las ganas de dominar el oficio y abrirte camino en el campo literario. Lo que pretendo con esta lista de se√Īales es que, amiga, te des cuenta de que tienes demasiado elevados los humos y le hacen falta unas cucharaditas de humildad a tu proceso formativo. 

Lo que me gustar√≠a es que encontraras el equilibrio entre la verdadera autoestima, el autorreconocimiento o la confianza en ti mismo, y la ingenuidad que te lleva a creer que dominas, llev√°ndote a tener, a veces, una actitud sobrada cuando buscas retroalimentaci√≥n sobre tu trabajo literario. As√≠ que ah√≠ te va la lista. Si a√ļn manifiestas alguna de estas se√Īales, s√≠, a√ļn eres un escritor novato y deber√≠as ponerte manos a la obra para dejar de serlo:

1 Dices que te encanta escribir pero no has escrito apenas nada

Aunque hayas dedicado el √ļltimo a√Īo de tu vida a escribir tu primera novela, eso no te cualifica como novelista, ni siquiera como narrador. 

Haber escrito unos cuantos intentos de cuento no te hace cuentista, te hace aprendiz. Y ser aprendiz no es malo, es magn√≠fico, pero al pan pan, y al vino vino. Y t√ļ no eres ni cuentista ni novelista porque hayas escrito un cuento y una novela.

Para ser escritor, narrador, por ejemplo, hace falta haber escrito muchos textos narrativos: cuentos, novelas cortas, largas o relatos de cualquier tipo. Cagarla en el intento y volverlo a intentar. El novato piensa que ha dejado de serlo porque ha practicado una sola vez.

2 Tienes un blog‚Ķ que actualizas una vez al a√Īo

En la línea de haber escrito una sola vez, tener un blog que actualizas de vez en cuando nunca te llevará a conocer los entresijos del oficio literario. Si es tu caso, obviamente eres un novato.

3 Cuando te preguntan qué te gusta leer, no recuerdas autores o títulos

O sea. T√ļ vas de farol. Lo que te gusta es que la gente piense en ti como una persona culta que se rodea de libros, cuando en realidad los usas como atrezo para sacarte selfies que subes a Instagram.

Quiz√° te guste leer de verdad, quiz√° la literatura te importa. Pero, ¬Ņc√≥mo, entonces, no eres capaz de recordar el nombre del autor que te removi√≥ y del libro que quieres recomendar?

4 No cuidas tu lenguaje y ortografía

Ni cuando escribes ‚Äúliteratura‚ÄĚ, ni cuando escribes correos electr√≥nicos o mensajes de WhatsApp. Sencillamente te pasas por el forro cualquier norma. Una cosa son los errores de dedo, la falta de alguna coma o de alguna tilde que el autocorrector se encarg√≥ de modificar sin que te dieras cuenta; y otra que nunca uses may√ļsculas, tildes, comas, puntos y similares. Si es el caso, a ti las letras te la sudan. Eso o eres tan ingenuo e ignorante que piensas que escribiendo as√≠ podr√≠as llegar a ser escritor alg√ļn d√≠a, lo que te convierte en un novatazo.

5 Eres incapaz de ser claro, directo y conciso al escribir

Has escrito algo, pongamos un cuento. Y se lo entregas a alguien de tu confianza para que lo lea y te de su opini√≥n. Pero antes de que le des oportunidad a que haga lo que le has pedido, te pones a explicarle todo lo que deber√≠a entender por su cuenta, sin que t√ļ le digas qu√© deber√≠a interpretar o entender. 

Esto generalmente es producto de tu inseguridad. Y la inseguridad es causa de la falta de claridad sobre lo que escribes. Si lo que has escrito fuera claro, no necesitar√° de ti ni de tus explicaciones para que alguien lo entienda e interprete justo de la manera en que te lo propongas.

6 Abusas de los lugares comunes

No te has dado la oportunidad ni el tiempo para afinar y definir tu propia forma de interpretar y digerir la vida. Tu perspectiva sobre cualquier cosa es tan impersonal que recurres a las frases hechas, a los lugares comunes que, siendo tan buenos y efectivos para comunicar ideas, se han quedado entre las f√≥rmulas coloquiales y populares de la gente. Pero si la gente ya escucha esas expresiones diariamente y en cualquier contexto, ¬Ņpara qu√© iba a leerte a ti? ¬°Novato!

7 Utilizas un lenguaje ampuloso e innecesariamente poético

Crees que hacer literatura es sin√≥nimo de recurrir al lirismo. El lenguaje po√©tico o ret√≥rico es parte indiscutible del texto literario. Podr√≠a decirse que sin ret√≥rica no habr√≠a texto literario. Pero la literatura no est√° hecha √ļnica y exclusivamente de ese tipo de f√≥rmulas para crear sentido.

Si no eres capaz de expresarte claramente al margen de la retórica, empleando un lenguaje rebuscado y ampuloso, obviamente eres un principiante que no se ha enterado de qué va el cuento.

8 Usas montones de adverbios

Existen otras palabras, adem√°s de las que terminan en mente, ¬Ņlo sab√≠as? Probablemente no. Seguramente no. Extra√Īamente no eres capaz de salir de ese pozo. Es una verdad tan cristalina y profundamente cierta, tan r√≠gida y arraigadamente inamovible, que te convierte en el m√°s vehemente de los novatos.

9 No eres capaz de escribir una frase sin las palabras ‚Äúque‚ÄĚ o ‚Äúy‚ÄĚ

Cuenta las veces que repites las palabras ‚Äúque‚ÄĚ e ‚Äúy‚ÄĚ en apenas una p√°gina. Subr√°yalas con un color fluorescente para que no te quepa duda de la cantidad que hay. Si al terminar la p√°gina parece un vestido de flamenca, lleno de lunares de color por todas partes, no puedes ser m√°s novato. Un consejito: si te quieres quitar ese vicio, arr√°ncatelo como si de pronto esas palabras hubieran desaparecido del diccionario. Deja de utilizarlas. Obl√≠gate a escribir todo un cuento sin usar, ni una sola vez, ninguna de esos dos palabras. Te aseguro que tu vida cambiar√° para siempre. No dejar√°s de ser un novato, pero ya s√≥lo ser√°s un novato que ha superado este horrible vicio.

10 Escribes sobre asuntos que no conoces profundamente

Tienes tantas ganas de que te aplaudan y te confirmen que eres un ser amado, que te da igual sobre lo que escribes. Ya puedes escribir sobre la Segunda Guerra Mundial, el eslab√≥n perdido en la cadena evolutiva de Darwin, la jardiner√≠a del periodo Victoriano en Londres o los espaguetis a la bolo√Īesa. ¬ŅDe verdad tienes algo que decirle al mundo, novato?

11 Tus personajes tienen nombres extranjeros y suceden países que no son el tuyo o países que desconoces

Puede que te guste mucho leer y puede que hasta hayas le√≠do bastante. Tambi√©n es probable que te hayas dejado seducir por la literatura norteamericana, que, se quiera o no, tiene una gran influencia en todo el mundo, como el resto de su cultura. De ah√≠ que te de por pensar que tus personajes deber√≠an llamarse Nick o Stacy, como si hubiera algo de malo en que se llamen Pablo o Elena. Como si la cultura propia fuera menos elegante, glamurosa o indigna. Lo mismo pasa con los sitios donde decides que pasen las cosas: eliges alguna ciudad lejana y desconocida, cuyas costumbres, ritmos y funcionamiento te resultan ajenos. 

Hoy en día uno se puede enterar de todo a través de Internet, pero no me refiero a que no puedas aprender mucho sobre un lugar del mundo en particular, en el que decidas que tu historia acontezca. Lo que digo es que si decides ubicar tus historias en tiempos y espacios que no son los tuyos o los que conoces de verdad, debería haber una razón de peso, más allá de tu admiración por la cultura extranjera o tu falta de valoración sobre tu propia cultura. Lo que quiero decir es que no porque tus personajes sean gringos y viven en Nueva York vas a parecer un escritor que se toma enserio la literatura.

Virginia Feito, por ejemplo. Es madrile√Īa. En Espa√Īa apenas la conocemos, yo ni siquiera sab√≠a que exist√≠a, hasta que le√≠ un art√≠culo en el diario El Pa√≠s que habla del impacto que su literatura ha tenido en Nueva York, particularmente entre lectores de la alta sociedad. Leyendo me entero de que esta madrile√Īa, que escribi√≥ la novela que la hizo famosa en Nueva York estando en Madrid, en realidad conoce profundamente a las √©lites newyorkinas porque su padre fue diplom√°tico y se la pasaba de viaje con √©l, entre la crema y nata del mundo, sin ser ella nada de eso, como dir√≠a la vecina de Valencia. El caso es conocer de verdad el contexto en el que te inspiras, novato. Ese el mi punto.

12 No has leído ni conoces el tipo de literatura que escribiste

Supuestamente has terminado tu primera novela… dices que es una novela de terror, pero no sabes cuáles con las convenciones del subgénero ni has leído otras novelas de terror que te hayan servido de referente.

Aunque es probable que hayas consumido mucho cine y televisi√≥n de terror, no te has detenido a analizar y reconocer las formas propias del tipo de historia que escribiste. 

Esto es como decir que yo hago tartas de chocolate porque le puse chocolate a una masa que luego horneé y a la que llamo tarta, aunque no lo sea y se trate del primer intento que hago por cocinar una tarta de chocolate.

13 Desconoces el mundo editorial

Aspiras a entrar en el negocio de los libros y la creaci√≥n literaria. Sue√Īas con tener un editor, un agente literario, publicar un mont√≥n de libros y vivir de las regal√≠as. Tener una casa aislada en el campo que te permita escribir tranquilamente, o un departamento en la ciudad m√°s estimulante del mundo para no perder nunca la inspiraci√≥n. Sue√Īas con las firmas de libros, las presentaciones, las entrevistas para la prensa, la radio y la televisi√≥n. Con los lectores que te escribir√°n cartas y los nuevos aspirantes a escritores que te preguntar√°n, ya entrado en a√Īos, qu√© consejos puedes darles para que ellos tambi√©n se puedan convertir en escritores. Todo eso sin saber cu√°les son los grupos editoriales m√°s importantes de Espa√Īa y Am√©rica Latina, cu√°les son las editoriales en las que cabr√≠a el tipo de literatura que t√ļ escribes, qu√© editores est√°n detr√°s de dichas editoriales y qu√© tipo de obras est√°n publicando, etc√©tera, etc√©tera. Un escritor que quiere dejar de ser novato pasa de los sue√Īos y se pone al l√≠o, se remanga y se pone a currar de verdad.

14 Te enfadas porque nadie te lee o se interesa por lo que escribiste

Quiz√° la se√Īal m√°s clara de que a√ļn eres novato, es que te sientes profundamente indignado porque nadie te lee o se interesa por lo que escribes. Dedicas mucho tiempo y esfuerzo en hacerle llegar tus manuscritos inacabados a tus amigos y familiares, les dices que no hay prisa, que te interesa su opini√≥n, pero a la semana siguiente ya est√°s preguntando por d√≥nde van o si ya terminaron de leer. Y si te confiesan que no han le√≠do nada, te enfadas, como si tuvieran la obligaci√≥n de invertir el valioso tiempo de sus vidas en lo que sea que t√ļ hayas escrito. Un novato no sabe desatar el inter√©s de los lectores y cree que est√°n obligados a interesarse por √©l y lo que escribe.

Si reconoces alguna de estas catorce se√Īales en tu propio comportamiento, significa que s√≠, a√ļn eres un novato. Lo cual no est√° del todo mal. No deber√≠as irte haciendo berrinches. Ahora mismo tienes la oportunidad de tomar consciencia y decidir qu√© es lo que vas a hacer para dejar de ser un novato y tomarte enserio la escritura. Si quieres ser un profesional, comp√≥rtate como tal. Y si necesitas ayuda en el proceso de formarte como todo un pro de la creaci√≥n literaria, te espero en mi taller. Mi curso de iniciaci√≥n o mi coaching literario podr√≠an ser los contextos ideales para que, en apenas unos cuantos meses, tomes las riendas de tu proceso creativo y formativo y dejes de ser el novato que eres.

2 Comentarios

·

Deja un comentario

    • Gracias, Alicia. La verg√ľenza de dar a leer se quita dando a leer. Pero obviamente conviene que te ocupes de trabajar bien tus textos antes de soltarlos. Un abrazo. ‚úćūüŹľ

Responder a Israel Pintor Cancelar respuesta