Conseguí que un tallerícola ganara un concurso literario (o casi)

Hace unas semanas recibí un correo electrónico que me puso de muy buen humor. Yo tengo unas mañanas muy chungas, pero cuando leí este email se me arregló el cuerpo enseguida. Resulta que al menos uno (que yo tenga constancia), de los más de 3 mil suscriptores de este canal ha sido lo suficientemente atento, astuto, disciplinado e inteligente, como para exprimir hasta la última gota de conocimientos sobre creación literaria que he compartido en YouTube desde 2017. Y el resultado es maravilloso.

Entérate del chisme y conviértete en el próximo premiado.

Deja un comentario

Deja un comentario