馃憗锔忊嶐煑笍 3 El proceso creador: la evaluaci贸n y sus criterios

Todos los proceso creadores se desarrollan en tres etapas generales: la formaci贸n del proyecto, los procesos de b煤squeda y las actividades de evaluaci贸n. De nada vale que las ocurrencias sean muchas si despu茅s carecemos del talento para reconocer las buenas. Pensemos sobre la tercera etapa del proceso: la evaluaci贸n y sus criterios.

Suscr铆bete: un solo pago para siempre

Ve todos mis v铆deos sin publicidad suscribi茅ndote hoy mismo.


驴PREFIERES SEGUIRME A TRAV脡S DEL PODCAST?

Paul Val茅ry dijo que las tres cuartas partes de un trabajo bien hecho consiste en rechazar.

Un artista, un escritor 鈥攜 si me apuran cualquier persona鈥 se la juega al elegir su criterio de evaluaci贸n. Es la m谩xima creaci贸n de todos los autores, la m谩s comprometida.

Seleccionar es la operaci贸n m谩s arriesgada, por eso, la mayor creaci贸n de un artista es su criterio de evaluaci贸n, que le permite distinguir lo interesante de lo trivial, lo acertado de lo equivocado, lo valioso de lo vulgar.

Es el 鈥済usto鈥 propio de cada creador, un personal destilado de su experiencia, de sus conocimientos, de una elaboraci贸n cr铆tica de las ocurrencias propias y ajenas, de un tenaz deseo de calidad, que va a dirigirle en la elaboraci贸n del proyecto y en las actividades de b煤squeda.

Todo artista debe tener una idea propia acerca de lo que es ser un artista, acerca de su arte y acerca de su relaci贸n con la realidad. Y esto es m谩s importante que sus habilidades t茅cnicas.

Veamos el caso de Monet, el conocido pintor de los nen煤fares. La gran creaci贸n de Monet fue su modelo para concebir la pintura, su criterio de evaluaci贸n: descubri贸 que lo importante no era la materialidad de lo real, su corporeidad, su forma, sino la luz.

Cuando la luz cambia, cambia la realidad entera. La pintura debe captar esa 鈥渋mpresi贸n鈥 fugaz. Su personal sentido est茅tico 鈥攕u gusto鈥 determin贸 su proyecto pict贸rico.

Posiblemente su t茅cnica no era mejor que la de los pintores acad茅micos del XIX, pero lo era su gusto y su proyecto. Escribi贸: 芦Hay que saber captar el momento del paisaje en el instante justo, pues ese momento no volver谩 nunca.禄

Pero el sol no se detiene. El paisaje cambia sin cesar. Emprende una carrera contra el reloj. Un d铆a cuando lleg贸 a casa atormentado despu茅s de estudiar el sol y los colores, despu茅s de esforzarse por fijar las impresiones en un trozo de lienzo durante diez horas de exposici贸n al fr铆o noruego, este hombre de casi sesenta a帽os dijo: 芦El esfuerzo es excesivo. Y 驴qu茅 es lo que quiero? Persigo un sue帽o鈥 deseo lo imposible. Los dem谩s pintan un puente, una casa, un bote y terminan. Yo quiero pintar el aire en el que se sit煤an el puente, la casa, el bote鈥 la belleza de la luz que los rodea禄.

Ese af谩n por captar lo instant谩neo oblig贸 a Monet a inventarse una t茅cnica veloz y astuta. Se ten铆a delante de los motivos m谩s dispares, pronunciaba algunas palabras de admiraci贸n, advirtiendo lo noble e imprevista que es la naturaleza. Una vez delante de su caballete, de entrada atacaba la pintura tras algunos trazos de carboncillo manejando sus largos pinceles con firmeza en el dibujo. Yuxtapon铆a y supoerpon铆a con los crudos. Su paisaje estaba r谩pidamente encuadrado y pod铆a m谩s o menos quedarse as铆, tras la primera sesi贸n que duraba lo que duraba el efecto, una hora a lo mucho. Siempre ten铆a dos o tres lienzos empezados: se los lleva y los cambiaba seg煤n el efecto. 

Pintaba apuntando a la velocidad con la que un obturador es capaz de capturar los matices de la luz.

Este proyecto de pintar las variaciones de la luz, alter贸 su percepci贸n de las cosas. En un mundo muy cambiante, nuestros sistemas perceptivos y conceptuales est谩n hechos para percibir lo permanente, lo estable y los parecidos. Nos pasamos la vida reconociendo rasgos semejantes, incluso en cosas que son diferentes. Tenemos poco talento para la variaci贸n y, por ello, no es extra帽o que la realidad nos resulte mon贸tona. 脡sta es la principal ense帽anza de Monet: para quien es capaz de percibir la diferencia, la realidad aparece como extremadamente interesante.

Sin pretenderlo, Monet descubri贸 el ant铆doto contra el aburrimiento, que es la creaci贸n. S贸lo ella nos libra de la inercia, la rutina, el desencanto y el aburrimiento.

驴Conseguiste superar la b煤squeda, luego de plantear un proyecto, pero no das con los criterios que te permitan evaluar el abordaje de tu obra? Consid茅rate afortunado, porque acaricias a ratos la magia del arte, pero hay que poseerla, no basta con verla de lejos o apenas acariciarla. Si necesitas ayuda, nos vemos en clase. 隆Ah! Y no dejes de compartirme en los comentarios en lo que andas enfrascado, leo y respondo todo.

Fuente: La magia de escribir, Jos茅 Antonio Marina y Mar铆a De La V谩lgoma (Plaza&Jan茅s, 2010).