Julián Moreno

★★★★ «Buenas a todos los que leáis esta opinión, que sobre todo servirá a los que no se terminan de decidir si apuntarse a clases o no. Un punto muy positivo es la cercanía de Israel, no sólo se toma muy en serio las clases que imparte, lo que se nota en su forma de enseñar, sino que también se toma el tiempo para conocer al alumno y sus inquietudes, lo que hace que aumente la química entre alumno y profesor. Eso se traduce en una mayor fluidez a la hora de trabajar, por lo que las dos horas de clase de cada sesión se pasan volando. Otro punto positivo es la sinceridad al criticar lo que el alumno ha escrito. Aún recuerdo sus primera crítica sobre mi primer texto, «acabas de hacer exactamente lo que no hay que hacer» pero de una manera que te hace ver que toca hacerlo mal, porque ¡es un curso de iniciación! Después de varias clases he mejorado mucho en mi escritura y aún me queda el nivel intermedio por superar… En resumen: recomiendo mucho que os animéis, porque crear una historia es algo bello y cuando las ideas llueven, es bellísimo. Pongo cuatro estrellas porque aún tengo que valorar el nivel intermedio…» Julián Moreno, Sevilla.