Una historia con lógica causal

Para que una historia sea buena tiene que ser creíble, o sea, verosímil. Y para que sea verosímil, los hechos de la historia deben sucederse, uno detrás de otro, sujetos bajo una lógica aplastante que produzca la sensación de que eso y no otra cosa es lo que debía suceder, de modo que al conocerla, nos creamos todo. De eso va el ejercicio de hoy, de la lógica que hace de pegamento entre hecho y hecho. Hoy te propongo escribir una historia con lógica causal.

¿Se te acaban las ideas mientras creas una historia?

¿Has terminado la escritura de tu ejercicio? Ahora estás listo para enfrentarte a la revisión y corrección de tu ejercicio, tal como hacen los escritores profesionales. ¡Adelante!


Deja un comentario

Deja un comentario