Un favor, ay nomás…

Esa noche iba de camino a una fiesta de Julián Hernández… Qué noche gloriosa, si no contamos los 10 minutos que estuve en la fiesta y las 4 horas de hospital cuidando a mamá que se puse re mala por corajuda…

Deja un comentario

Deja un comentario