Ya todo está contado. Esta es una realidad difícil de aceptar, pero muy cierta. Es fácil ponerse a escribir y terminar contando las historias que ya se han contado cientos de veces. Lo que podemos hacer, viviendo en un mundo hipernarrado, es buscar formas de reciclar mitos para volverlos atractivos y producir que la experiencia de leerlos nos siga produciendo deleite.

Ponte las gafas y prepárate algo de picar, hoy traigo al taller un cuento que tú has puesto en mis manos para someterlo a análisis y reescritura. Aprenderás los beneficios de la precisión en el uso del lenguaje y te enfrentarás a un caso exitoso de reciclaje narrativo. ¿Preparado?

Max Ehrsam nació en Ciudad de México en 1970. Aunque ha publicado algunos cuentos en revistas mexicanas y estadounidenses, se estrenó como novelista en 2019 con La noche se me fue de las manos, publicada en Alfaguara México. Ha sido profesor universitario de lengua y literatura y editor de libros de texto. Ahora vive en Boston y ha vivido en Estados Unidos desde hace más de veinte años.

Un grupo de mis alumnos más interesantes e inquietos se reúne para hablar de libros, títulos que han leído y cuya lectura ha significado mucho para ellos. Nos dejaremos sorprender por los referentes que cada uno tiene, así como por las razones que los llevaron a esos libros. ¿Sus historias en relación a dichos títulos terminará llevándonos a leerlos? Con suerte, ¡sí!