Hoy terminó el Curso de Iniciación que impartí a un grupo entusiasta de aprendices en la librería El Gusanito Lector de calle Feria. Me lo pasé genial y me satisface un montón que todos se hayan mostrado con ganas de seguir adelante. Ha sido un grupo especialmente bonito, todos muy comprometidos y felices. Se han sometido, voluntaria y pacientemente a mis escarnios, críticas tremendas y siempre constructivas con el objeto de alumbrar sus prácticas de escritura, con lo poco que he ido aprendiendo de por aquí y por allá.