Ser tallerícola es ponerse la camiseta de escritor aprendiz, declarar al mundo que te tomas enserio tu proceso formativo, convertirte en un seguidor de hueso colorado de mi Taller de Escritura Creativa, comprometerte con tu aprendizaje en materia de creación literaria y apoyar el trabajo que hago diariamente para que sigas formándote a través del contenido que produzco.
Ya eres seguidor de mi canal, pero ¿quieres ser un #SúperTallerícola o un #TallrícolaPreguntón y conseguir un montón de beneficios? ¡Te explico cómo!

Hoy terminé mi tercera novela, la envié a un concurso y así celebré 12 años viviendo en España. De pronto #BritneySpears está libre. ¿Qué más le puedo pedir a la vida?

Un problema habitual que bloquea a mis alumnos es que no saben mantener a raya al editor interior que les impide fluir y crear en libertad. La presión frente al imperativo de escribir bien, de crear la obra perfecta desde el comienzo y tener éxito con ella, lleva a más de uno a chocar contra sus propias expectativas y ahogarse en ellas. ¿Quieres averiguar cómo controlar al editor que llevas dentro?