Cuando se habla del arte y del trabajo del artista, la mayoría de la gente se pone nerviosa y se resiste: “el arte no me da de comer, y ahora mismo estoy ocupado. Tengo que ir a clase, estoy ocupado, debo llevar a mis hijos al colegio… no tengo tiempo para el arte.” Hay cientos de razones por las que no podemos ser artistas ahora mismo. ¿No les vienen a la cabeza? Hay tantas razones por las que no podemos serlo. De hecho no estamos seguros de por qué deberíamos serlo. ¿Por qué debemos ser artistas? Es más fácil encontrar razones por las que no deberíamos serlo. ¿Por qué la gente se resiste instantáneamente a asociarse con el arte? ¿Por qué nos cuesta tanto asumirnos como escritores?

Yo veo esta noticia y pienso. A ver, este tío obviamente no va a ser padre de todos esos críos, porque para empezar, si todos tienen madres diferentes que viven en lugares diferentes, es imposible actuar como un padre para tanta gente. Y eso las madres lo saben. Yo creo que las mujeres que han pedido semen a este hombre no pensaban que por fin Dios les había enviado un padre para sus hijos. Ellas lo que querían era concebir. Y con la ayuda de este hombre lo han conseguido.

Basándote en los principios dramáticos de tu propia historia, interpretando las acciones y reacciones del personaje protagonista, en relación a su objeto de deseo, serás capaz de reconocer el mensaje que está transmitiendo el relato. Al hacerlo sucederán dos cosas:
1) experimentarás el autorreconocimiento y
2) podrás afinar el planteamiento del drama.
En este vídeo yo quiero hablarte sobre todo de lo segundo, porque gracias al reconocimiento del mensaje en una historia es posible hacer que ésta sea infinitamente mejor de lo que ya era, ¿quieres saber cómo?

Es verdad que el Papa Francisco no enfrenta un tiempo bueno para la iglesia. Y también es verdad que toda esa mierda que ha salido a luz sobre la pederastia de muchos sacerdotes en Estados Unidos (que me creo que se reproduzca en muchos otros países del mundo), nos está dejando ser muy conscientes de la hipocresía que ha existido siempre entre los representantes y administradores de la fe católica en el mundo.

Acabo de leer las declaraciones de Abascal diciendo que uno de los problemas de España es el feminismo y cierta inmigración… Tengo miedo. Unas horas antes he dicho a una de mis alumnas que creo que España ha madurado durante sus más de cuarenta años de democracia. Pero esto demuestra que una buena cantidad españoles (la menor parte del país, por fortuna para la mayoría), sigue siendo tan carca como se era durante la dictadura.