Según la Wikipedia Juan Pablo Villalobos es mexicano, de lo que ya no se puede tener absoluta certeza. Según Twitter le va al Atlas, de lo que no cabe ninguna duda. Ha escrito muchas novelas, todas celebradísimas por la crítica de ambos lados del charco, una de ellas: “Fiesta en la madriguera”, hasta se convirtió en lectura obligatoria en la educación básica mexicana. Y con “No voy a pedirle a nadie que me crea” ganó el Premio Herralde de Novela en 2016, consagrándose como uno de los autores hispanos más interesantes de los últimos veinte años. Ha formado parte del Sistema Nacional de Creadores de México, vive en Barcelona junto a su familia y también imparte clases de creación literaria; así lo conocí en 2020, cuando estudié ele máster de la Barcelona School of Managment. En junio de 2022 conseguí interceptarlo en una librería a la que fue a presentar dos novelas y en la que mi marido lo abochornó con una pregunta rarísima sobre lo espiritual y no sé qué movidas. Supongo que el impacto de esa pregunta lo llevó a sentirse arrinconado y no tuvo más remedio que aceptar mi invitación.

¿Cómo evitar el marionetismo en los personajes?, ¿qué hacer cuando los personajes secundarios brillan más que los demás?, ¿cómo lidiar con el pudor de escribir inspirado en la vida personal?, ¿cuáles son los límites entre la ficción, la biografía y cuándo se vuelve autoficción?, ¿debería obstruirnos la opinión de los demás cuando seleccionamos temas para escribir?, ¿cómo superar los bloqueos creativos?, ¿qué hacer cuando escribo sobre la vida de alguien más, pero me siento libre para escribir porque esa otra persona no lo sabe? De estas cuestiones y unas cuantas más charlamos durante este directo.

Durante esta emisión tuvimos la oportunidad de charlar sobre la dificultad que a veces encontramos para vincularnos de nuevo con proyectos creativos, cuya gestión emocional es todo un reto; sobre el papel que los profes jugamos en el proceso de autovaloración artística; sobre las dificultades para transformar un primer manuscrito en la búsqueda del estilo o la voz propia; y hasta del impacto que puede tener el desarraigo o la inmigración en un creador a la hora de elegir los temas sobre los que escribirá y cómo cambia su perspectiva artística cuando su contexto sociocultural también cambia. O sea, la tertulia estuvo muy bien nutrida.

Roberto Bolaño se ha convertido en el primer escritor latinoamericano en internacionalizarse después del Boom, un fenómeno extraño en el mercado editorial iberoamericano que estableció las bases de un modelo emergente de creador cosmopolita que se consolidó durante las primeras dos décadas de este siglo XXI. Hoy Bolaño es, sin duda, uno de los cuentistas hispanos más importantes de la literatura contemporánea, título que se ha ganado con los muchos y buenos cuentos que escribió a lo largo de su vida. Llegado al punto en el que se sintió capacitado, decidió escribir su propio dodecágono para cuentistas, en la tradición que probablemente inauguró Quiroga. ¿Quieres conocer los consejos que Bolaño dejó sobre el arte de escribir cuentos?