¿Te gustan las series de televisión? A quién no, ¿verdad? Pero, ¿y las series sonoras? Seguro ya estás familiarizadx con los podcast y estás suscritx a unos cuantos… Hoy vengo a compartir contigo algunos títulos de ficciones sonoras que me han impresionado y deleitado, obras que merecen toda nuestra atención y reconocimiento. Ficción de la buena. Para que te pongas al día, pero sobre todo para que te acerques a las innovaciones narrativas que se fraguan en el territorio de la producción auditiva de nuestros tiempos.

Según la definición del diccionario, la vocación puede ser entendida de dos maneras: 1. Llamada o inspiración que una persona siente procedente de Dios para llevar una forma de vida, especialmente de carácter religioso. 2. Inclinación o interés que una persona siente en su interior para dedicarse a una determinada forma de vida o un determinado trabajo. Si hago un ejercicio de practicidad y me pongo minimalista, en este sentido la vocación literaria podría entenderse como la llamada que recibe una persona en su interior (en mi opinión la llamada tiene un carácter espiritual o divino); o si se le quiere ver de una forma despojada de misticismo, sería una predilección o un afecto para dedicarse a las tareas propias de la creación literaria o la literatura en términos generales, asumiendo una determinada forma de vida, consecuencia del ejercicio de los oficios literarios. Pero, ¿cómo sé si tengo vocación literaria?, te preguntarás. ¿Existe alguna manera de averiguarlo?

«Ya conocéis a Jorge Cuervo, pero no habéis leído el que, en mi opinión, es su mejor cuento hasta ahora. Curiosamente también fue el primer cuento moderno que se propuso escribir durante su primer ciclo de Coaching literario. El texto tiene mucho trabajo detrás: la segunda vez que lo trabajamos me sobrevino al cuerpo una oleada de satisfacción, es gratificante ser testigo del crecimiento de mis alumnos. Aunque obviamente le di un montón de caña a Jorge, porque el final de entonces no tenía nada que ver con el que leeréis ahora, el resultado final es bastante molón, digno de cualquier antología de narradores emergentes. Os reto a identificar el cuento de Gabriel García Márquez en el que se inspira Jorge para escribir esta historia.» Israel Pintor.

«A veces pido a mis alumnos que escriban un cuento exclusivamente con diálogos, ya que son éstos, probablemente, lo más complicado cuando de escribir narrativa se trata. Este cuento de Jorge Cuervo es un estupendo ejemplo del buen funcionamiento de los diálogos en prosa, donde las palabras que los personajes dicen, bastan para que el lector se adentro en la historia y la descifre. Entre otros, un gran mérito de este texto es que respeta la tradición del cuento moderno y obliga a lector a construir, a través de sus huecos, la parte de la historia que no está expuesta, pero sí a su alcance.» Israel Pintor.

Hace once años que abrí mi Taller de Escritura Creativa. Desde entonces he conocido a cientos de alumnos y alumnas de todas las partes posibles del mundo. Reúno a unos cuantos aquí para celebrar la supervivencia de este espacio de formación en creación literaria, contra todo pronóstico, para rememorar grandes, chicos y raros momentos, para divertirnos y celebrar que mi canal de YouTube alcanza finalmente los 20 mil suscriptores.