Hacía tiempo que no grababa en plan más de andar por casa… Tengo unas cuantas cosillas que compartir contigo. Novedades en mi web, en canal, las clases y la presentación de un texto que recientemente escribió uno de mis alumnos. ¡Ah! Y una promo que no te querrás perder. ¿Listo?

Hace tiempo uno de mis alumnos, intentando comprender el concepto de hecho único en el cuento, me preguntó cuál era el hecho único en algunos cuentos famosos. Su pregunta me inspiró y me di a la tarea de releer algunos de los cuentos más importantes de la historia del género, así como algunos cuentos escritos por autores y autoras contemporáneos, cuya calidad y excelencia me animó a trabajar con ellos. Si tú tampoco has comprendido a qué se refieren los teóricos cuando hablan del hecho único, aquí te traigo, peladito y a la boca, el hecho único de doce grandes cuentos.

Los narradores indignos de confianza son invariablemente personajes inventados que forman parte de las propias historias que cuentan. Un personaje que narra, ya de por sí, no puede ser totalmente digno de confianza, la naturaleza subjetiva de su perspectiva lo impide. Si todo lo que dice es palpablemente falso, eso sólo confirmaría lo que ya sabíamos: que forma parte de una ficción. Tiene que haber alguna posibilidad de discriminar entre la verdad y la falsedad en el interior del mundo de ficción, como lo hay en el mundo real, para que la historia suscite el interés del lector. Y para ello los escritores utilizamos a los narradores no fiables. ¿Habías escuchado hablar sobre estos tipos de narrador?