¿Cambiaste de opinión?

¡Mmmmm! ¿Ya no te apetece hacerme un donativo?

Espero que mis próximas colaboraciones te resulten más valiosas.
¡No pasa nada! Ya sólo la intención es buena.