Los recuerdos del porvenir, Elena Garro

Aquí estaré con mi amor a solas como recuerdo del porvenir por los siglos de los siglos».

Nadie cae; este presente es mi pasado y mi futuro; es yo misma; soy siempre el mismo instante».

La muerte de los demás es un rito que exige una precisión absoluta. El prestigio de la autoridad reside en el orden y en el despliegue de fuerzas inútiles».

La memoria es traidora y a veces nos invierte el orden de los hechos o nos lleva a una bahía oscura en donde no sucede nada».

-¡Virgen de Guadalupe, ayúdanos a chingar a estos cabrones!»

En esos días era yo tan desdichado que mis horas se acumulaban informes y mi memoria se había convertido en sensaciones (…) Los días se convierten en el mismo día, los actos en el mismo acto y las personas en un solo personaje inútil. El mundo pierde su variedad, la luz se aniquila y los milagros quedan abolidos (…) El porvenir era la repetición del pasado. Inmóvil, me dejaba devorar por la sed que roía mis esquinas».

-¿Ah? Desde que los zapatistas me quemaron la casa se me queman los frijoles…»

-¡Es difícil tener hijos! Son otras personas…»

La memoria es la maldición del hombre».

Deja un comentario

Deja un comentario