Miedo

Mamá:

Mi fe no se acaba. Creo que saldrás adelante. Confío. Creo. Creo. Creo. Pero tengo miedo. Me acelero constantemente. Se me escurren las lágrimas sin que pueda impedirlo. Y me siento culpable: por no ser tan fuerte como me pide papá, como me dice todo el mundo que debo ser. «Mucha fuerza», me piden. «¡Ánimo!» ¡No sé hacerlo, joder! Nunca en la vida me había sentido como me siento ahora. ¡Perdón! Pido a todos perdón por ser tan incapaz, tan frágil y tan torpe.

Incluso yo estoy sorprendido. Este no suelo ser yo. Me desarma la realidad. Me siento inútil, culpable por no estar allí ahora mismo, cogido a la mano de mi hermano y a la de mi padre, por no atreverme a coger un avión y obligarme a pensar: no me tiene que pasar a mí. ¿Pero cómo pensarlo si le ha pasado casi a toda mi familia? Culpable porque duermo, como, respiro y horneo galletas. Nada me calma. ¿Escribir? Quizá. ¿Por eso lo hago?

¿Se supone que el sol debería surtir algún efecto si me baño con él? Aquí me tienes, madre, pensando en ti y en el miedo paralizante, junto a las buganvilias del paquete que hace unos años caminamos juntos, papá, tú y yo.

Tu pollito

5 Comentarios

·

Deja un comentario

  1. No primo, perdoname tu por pedirte ser fuerte, hasta hoy entiendo que no debi hacerlo. Llora, desahogate, grita y maldice el hecho si es necesario por que al final necesitas cerrar este capitulo de dolor en tu vida y cuando lo hallas hecho, entenderas que ahora no vive mas, pero la llevas ahora contigo siempre y estara esperando el dia en que se reunan de nuevo. Te amo primo y ahora te digo DESAHOGATE CUANTAS VECES TE HAGA FALTA PARA DECIRLE ADIOS A DU VIDA TERRENAL Y UN BIENVENIA A IR CONMIGO EN MI CORAZON POR SIEMPRE.

  2. Estimado Israel Pintor.
    No imaginas cuanto entiendo tu miedo, tu confusión y tu dolor. Y es que yo he experimentado un sufrimiento similar en el pasado junto a mi madre. Creo que deberias “permitirte” vivir las circunstancias como puedas…que dejes fluir tus sentimientos y correr libremente tus lagrimas refugiándote en Dios. Rezaré por tí y por tu querida madre. Te envio todas las fuerzas de mi corazón.❤🙏

    • Muchas gracias, Ruth, por transmitirles a mi marido, Israel, tu testimonio y por tenerlo presente en tu oración. Te lo agradezco de corazón. ¡¡¡Dios te bendiga!!!

  3. Me gusta tu estilo , es algo que haz ido tejiendo atravez de los a ~ os de tu experiencia como coach , como profesor y como escritor , un entramado sencillo y complejo , lineas duras sobre papel algodon , definitivamente eres bueno .

Responder a Jesús Cancelar respuesta