Sueños de Lot, Eve Gil

…por el tamaño de su bolsa el de su cerebro soperaréis»…»

Me sentí invadida por el llamado de la perra. Me senté frente a él, tomó mi mano, la besó y dijo que quería matarme».

Deja un comentario

Deja un comentario