El vampiro de la colonia Roma llegó a mis manos por primera vez cuando yo acababa de cumplir 18 años y recién había salido del armario. Si no recuerdo mal, Fernando Ibarra, un colega de la universidad que ahora es mi amigo y de quien por cierto tuve un crush (que nadie se entere), me habló del libro y sembró en mí la curiosidad. En ese momento la obra ya había conseguido convertirse en la novela gay más famosa de México y llevaba siéndolo muchos años, pero yo estaba a punto de descubrir por qué.

Cuando empecé a leer literatura escrita por autores LGBTI+ rápidamente descubrí que tenía planteamientos dramáticos terribles: desamor, muerte por enfermedad, tragedia, soledad, represión, amores imposibles, discriminación, sometimiento, fusilamiento, exilio. Creo que esto me pasó porque empecé a leer narrativa gay escrita a principios del siglo XX.

Menos mal que hoy en día existen muchos escritores y escritoras que han sabido hacer literaratura representado la realidad de las personas no heterosexuales, de modos cada vez más positivos, ricos, incluyentes, revolucionarios y reivindicadores. ¿Quieres conocer a los que son quizá los escritores y escritoras LGBTI+ más importantes del panorama actual y que están vivitos y coleando?

Estoy trabajando en un nuevo proyecto literario que me hace mucha ilusión. Va lento, porque lo empecé hace un año y todavía le queda, al menos la mitad. La vida no me da para tanto, aunque quisiera que así fuera. El caso es que quiero compartir contigo parte de ese proyecto nuevo y así celebrar juntos el mes del orgullo LGBTI+ Te voy a leer uno de mis más recientes cuentos.