Tenía ganas de hacer un vídeo en en el que pudiera dar respuesta a algunas de tus impresiones con respecto a mí y a mi trabajo. Siempre me ha resultado interesante el fenómeno de las impresiones, de lo que pensamos de la gente a través de lo que conocemos de ella. Estoy aquí contigo desde hace ya casi dos años y desde entonces he ido compartiendo mucho de mí, pero no tanto. Me he centrado más en la creación literaria y en la literatura, que es lo que nos importa a todas, ¿verdad? Pero en esto de la creación literaria también importa la personalidad creativa. Y con el pretexto de que podamos reflexionar sobre la personalidad creativa, te he pedido que me dijeras lo que asumes sobre mí.

Desde que empecé a crear vídeos para YouTube y a dar a conocer mi trabajo como escritor y coach literario no dejo de recibir comentarios y peticiones de personas que viven en lugares muy diferentes del mundo y quieren, como tú, aprender el oficio de la escritura y convertirse en escritores. Entre las peticiones más comunes está la retroalimentación sobre sus textos, pero también me piden que haga vídeos sobre asuntos específicos y hasta se interesan por aspectos de mi vida personal.

A través de este vídeo quiero darte a conocer las formas en que puedes colaborar o participar en este canal, en mi propia web y en las redes sociales. Te explicaré qué sí puedes pedirme, así como los mecanismos para hacerlo y terminaré explicándote cómo puedes obtener mi retroalimentación sobre los textos que has escrito. ¡Quédate y averígualo!

Esto pasa una y otra vez desde que empecé a impartir clases de creación. Mis alumnos llegan al aula pensando y sintiendo tal o cual cosa sobre la escritura creativa y la figura del escritor. Mitos y prejuicios que entorpecen brutalmente su introducción en el aprendizaje de la materia. Perspectivas de un mundo al que quieren pertenecer, pero ante el que luchan debido al modo, a veces muy errático, que tienen de concebirlo. Por eso hoy quiero exponer los mitos y prejuicios sobre la escritura y el escritor que aparecen con más frecuencia entre mis alumnos, para que los reconozcas y puedas empezar a purgártelos.

Una y otra vez llegan a mi aula alumnos frustrados y con graves problemas para encontrar el siguiente hecho que permitirá a su historia fluir, de hecho en hecho, hasta alcanzar el desenlace. Suelen llamar a esto bloqueo creativo sin entender en realidad lo sucede. Tienen razón al decir que están bloqueados, porque los bloqueos no son más que estados de inactividad producto de la ignorancia. Cuando se tiene un problema qué resolver y no sabemos cómo enfrentarnos a él, qué hacer, nos sentimos bloqueados, impotentes. Eso mismo pasa a mis alumnos. Pero lo que no terminan te entender es que la razón de su impotencia es la ignorancia. Desconocen casi en su totalidad la historia que pretenden escribir. ¿Cómo escribirla entonces?

Habrás escuchado esa frase que dice que el escritor escribe sobre lo que conoce. Pues bien, para que puedas superar ese bloqueo que te mantiene en la ignorancia, lo que debes hacer es conocer la historia que pretendes escribir: crearla. Y para ello hoy te recomiendo responder a 16 preguntas que te permitirán conocer y luego escribir una historia.