Hace once años que abrí mi Taller de Escritura Creativa. Desde entonces he conocido a cientos de alumnos y alumnas de todas las partes posibles del mundo. Reúno a unos cuantos aquí para celebrar la supervivencia de este espacio de formación en creación literaria, contra todo pronóstico, para rememorar grandes, chicos y raros momentos, para divertirnos y celebrar que mi canal de YouTube alcanza finalmente los 20 mil suscriptores.

Salí de la cochera sin desatender la conversación por teléfono con mi secretaria. Rupcko había visto la oportunidad de fugarse al primero de mis descuidos, ya se encontraba una cuadra lejos. Su potente ladrido había alterado la paz de una camada de gatitos en un tejado y a una anciana que alzó el bastón a la espera de un ataque. […]