🧐 ¿Subgéneros narrativos?

Muchas veces mis alumnos y tallerícolas se hacen la picha un liño (y otras cosas también) cuando hablan de géneros literarios. Existen diferentes clasificaciones: los líricos, épicos, prosísticos y dramáticos. Cada uno de ellos tiene a su vez subgéneros, que no dejan de subdividirse en tipos de historias que, indistintamente, llamamos también subgéneros. Me refiero a las comedias románticas, las historias de terror o las de ciencia ficción. De eso te hablaré hoy, de los tipos de historias que existen y de los subgéneros narrativos.

Suscríbete: un solo pago para siempre

Ve todos mis vídeos sin publicidad suscribiéndote hoy mismo.


¿PREFIERES SEGUIRME A TRAVÉS DEL PODCAST?

Voy a empezar por recordarte, porque seguramente tú ya sabes todo esto, que existen los géneros literarios: lírica, épica, prosa y drama. En la descripción de este vídeo te dejaré la lista de subgéneros que cada uno de estos géneros literarios tiene, para que le eches un vistazo. Esta información es básica, la puedes encontrar en cualquier libro de introducción a la literatura de secundaria o bachillerato.

Me voy a centrar en la prosa y el drama, que son los géneros literarios que más nos ocupan en este canal y en el que se reconoce la mayoría de las historias que estamos acostumbrados a consumir. Así bien los subgéneros literarios de la prosa son:

  • La novela
  • El cuento
  • La leyenda
  • Y la fábula

Y los subgéneros literarios dramáticos son:

  • La tragedia,
  • la comedia,
  • el drama,
  • la ópera
  • y la zarzuela.

Seguramente los conoces todos porque has consumido montones de historias a lo largo de tu vida, ya sea en libros o a través del cine, las series, la televisión, los cómics o la radio. Ya que dichos subgéneros no son el tema que me trae aquí hoy, vamos a dejarlos un poquito de lado, para centrarnos en los tipos de historias que también y, quizá erróneamente, eso ya se lo dejo a la academia para que se aclare, llamamos subgéneros. 

Para que no te confundas te traigo a la mente esos momentos en los que estás revisando la cartelera del cine para decir qué película irás a ver el sábado por la noche. Y leyendo las sinopsis de cada film te encuentras en la ficha técnica que dice: terror, thriller o aventuras. ¿Te ubicas ahora? A ese tipo de clasificación me refiero. Y sí, los llamamos también subgéneros, aunque quizá deberían ser algo así como sub subgéneros. Tú ya me entiendes.

La clasificación de las obras literarias en géneros y subgéneros se atiene a criterios semánticos, sintácticos, fonológicos, discursivos, formales, contextuales, situacionales y afines. En la historia, ha habido varias clasificaciones de los géneros literarios, por lo que no se puede determinar una categorización de todas las obras siguiendo un criterio común.

Además, la academia suele ir algo atrás con respecto a la producción artística. Los creadores inventan y luego viene la academia a decir qué es lo que el artista hizo y le pone una bonita etiqueta para que todos sepamos lo que es… y también para que sigamos dándole las gracias al académico. Por otro lado, los creadores siguen escribiendo historias diversas, cada vez más apegadas a los tiempos en que vivimos, lo que dificulta mucho mantenerlas todas clasificadas y crear una clasificación única e inamovible. 

Dicho lo anterior y sin que quiera que esta lista de subgéneros sea tomada como definitiva y mejor explicada del mundo, te expongo varios tipos de historias y varios detalles sobre ellas, historias que se hacen hoy en día. Así, cuando quieras reconocer el tipo de historia que estás escribiendo o quieres escribir, no te hagas un lío. No sobra decir, que en esta lista puede faltar algún subgénero, así que te invito a completarla dejándome un comentario. Allá voy. ¡Ah! Y cuando no diga autores es porque cito obras hiperconocidas que todo el mundo conoce:

1 Melodrama

Es cualquier tipo de obra teatral, audiovisual o literaria cuyos aspectos sentimentales, patéticos o lacrimógenos estén exagerados con la intención de provocar emociones en el intérprete o lector. Este género lo encontramos fácilmente en las llamadas telenovelas latinoamericanas. Mi país hace muchas, algunas destacables. Cuando yo era chico me chuté las tres marías de Thalía. Y no fui el único, esas telenovelas tuvieron ratings arrolladores. Seguramente tú has visto o leído una.
El escritor Luis Zapata, a quien admiro mucho y te recomendé ya en alguna ocasión, escribió una novela llamada, irónicamente, Melodrama, que retrata el dramón de un muchachito gay al que su familia rechaza. Es una delicia, te la recomiendo.

2 Terror 

Es toda historia, generalmente de corte fantástico, cuyo principal objetivo es provocar el escalofrío, la inquietud o el desasosiego en el lector. Darle miedo, pues. Un clásico de la literatura es Drácula o Frankenstein. El autor norteamericano Steven King es famoso porque prácticamente toda su obra, que se compone de una larga lista de novelas, se clasifica en este género. Quizá leíste o viste It o Eso, la del payaso asesino. Acaban de hacer una versión actualizada. Nadie había escrito una historia capaz de traumatizar a una generación entera con los payasos. Otro gran ejemplo de historia de terror es El exorcista, o El resplandor.

3 Policíaca | Negra | Thriller

Es policial, detectivesca o criminal porque en estas historias siempre hay un crimen, generalmente matan a alguien, y no se sabe quién fue o por qué lo hizo. Estas historias son protagonizadas por un personaje detective que investiga el caso. Los personajes no tienen que ser literalmente detectives, pero bastará que realicen esa labor de investigación, sin la cual no habrá crimen por resolver. A este tipo de historias, por su naturaleza cruel, también las llaman novelas negras o historias negras. 

Muchas veces este tipo de historias también son llamadas Thrillers, especialmente en el cine. El thriller se caracteriza por su ritmo ágil y por las emociones que provoca la acción a través de persecuciones, explosiones y peleas. Lo habitual es que, al final de la historia, el héroe termine derrotando al villano y cumpliendo sus objetivos. Curiosa y confusamente, los thrillers producen mucho suspenso y misterio en el espectador, de modo que pueden clasificarse, dependiendo del ritmo en la progresión de las acciones, como historias de misterio o suspense, pero ya iremos a ese tipo de historia más adelante.

Un buen ejemplo de historia policíaca es El código Da Vinci, que se puso de moda en la primera década del siglo. O si nos queremos poner algo más finos, tenemos El nombre de la rosa, de Umberto Eco.

4 Histórica

Narra acontecimientos ambientados en circunstancias reales y concretas del pasado, por lo que es frecuente la aparición de personajes históricos auténticos. Pero al ser ficción, muchos de los hechos que componen estas historias son modificados por el bien y la eficacia de la historia. En cualquier caso, aunque puedan variar la realidad en alguna medida, buscan ser un retrato de acontecimientos trascendentes de la historia humana.

5 Fantasía

Este tipo de historias se basa en realidades generalmente inventadas, producto de la imaginación del autor. El término es enormemente confuso debido a la divergencia de criterios respecto a su aplicación. Se conoce como literatura fantástica a cualquier historia en que haya fenómenos sobrenaturales y extraordinarios, como la magia o la intervención de criaturas inexistentes. Una forma rápida de entenderlo es pensar que las historias fantásticas son como El señor de los anillos, La historia interminable o Harry Potter.

6 Ciencia ficción | Utópicas o Distópicas

Hay quienes estiman que el término es una mala traducción del inglés science fiction y que la traducción correcta es ficción científica.
Es un género especulativo que relata acontecimientos posibles desarrollados en un marco imaginario, cuya verosimilitud se fundamenta narrativamente en los campos de las ciencias físicas, naturales y sociales. Por ejemplo: viajes interestelares, conquista del espacio, consecuencias de una hecatombe terrestre o cósmica, evolución humana a causa de mutaciones, evolución de los robots, realidad virtual, existencia de civilizaciones alienígenas, etc. 

Ya que se trata de especulaciones, los autores de este tipo de historias derivan hacia la utopía o la distopía, es decir, hacia el ideal de un mundo o una realidad a la que debería aspirar la humanidad, o hacia la degeneración de la realidad que vivimos actualmente y que se nos ha ido de las manos porque no supimos controlarla.

Algunos ejemplos de estos tipos de historias son: Viaje al centro de la tierra, Un mundo feliz, Yo robot o la serie Black Mirror.

7 Autoficción

Este tipo de historias es poco conocido en general. No lo sé a ciencia cierta, pero tengo la impresión de que la inmensa mayoría de los lectores ni siquiera sabe que existe. Se trata de un tipo de historia muy interesante porque explota la duda natural que nace en todos los lectores sobre la posibilidad de los autores hayan vivido algo parecido a lo que han escrito. Pues bien, la autoficción mezcla deliberadamente la ficción, es decir, los acontecimientos inventados, con la autobiografía, acontecimientos que de hecho pertenecen al pasado del autor. Yo mismo escribí una novela, Curso de belleza, amor y sexo, dentro de este subgénero literario. Pero otro gran ejemplo de este tipo de historias es Trilogía de Nueva York de Paul Auster o París no se acaba nunca de Enrique Vila-Matas.

8 Infantil y juvenil 

Son todo tipo de historias que por su naturaleza y complejidad puede leer y es apropiado que lea un niño o un joven de entre 6 y 12 años de edad. Aquí entra todo tipo de historias, generalmente fantásticas o fabuladas, que buscan enseñar algún valor o idea a los más pequeños. 

9 Young-ddult | joven-adulto

Se trata de historias que ya pueden ser leídas por adolescentes, gente entre los 13 y 18 años de edad, que están en proceso de convertirse en adultos. Estas historias suelen estar más cerca de los dramas juveniles típicos: el primer amor, la primera experiencia sexual, la emancipación, la relación familiar, el uso y conocimiento de las drogas, etc. Así como la literatura infantil y juvenil busca educar en valores o transmitir ideas, la literatura clasificada como Young|Adult

10 Western | Del Oeste

Como su nombre indica, se trata de historias de vaqueros del oeste, generalmente norteamericano, que se meten en problemas con sus enemigos, ya sea porque han cometido algún crimen y les quieren ajustar la cuenta o porque les han jugado una buena y quieren venganza. Estas historias siempre están ambientadas en territorios inexplorados o indómitos, bajo la amenaza latente de ataques de “extranjeros” o “forasteros”, en ciudades sin ley en las que los bandidos campan a sus anchas.

11 On the road | En carretera

En estas historias todo pasa mientras los personajes principales emprenden un viaje en carretera, montados en sus coches, con la firme intención, a veces no reconocida verbalmente, de poder hablar y profundizar sobre algún conflicto durante el trayecto.

Son metáforas de lo que debería pasar en toda novela: el personaje protagonista se transforma durante el viaje de su aventura. 

En el resto de las novelas, los personajes emprenden un viaje que no siempre es literal. Sus aventuras son muy parecidas a un viaje, pues se emprende desde un punto y se llega a otro, en el que consiguen o no lo que desean. En el caso de las historias on the road, el viaje sí es literal. Y la transformación del protagonista es palpable desde el momento en que se monta al coche para coger la carretera.

Todas las historias del tipo que conozco están protagonizadas por personajes jóvenes. Y casi siempre tienen conflictos internos que emergen a través de la confrontación directa cuando hablan en el coche o hacen alguna parada nocturna que les permita detener también sus pasiones y tomar el control de sus problemas.
Mi primera novela: Las puertas del paraíso, es de este tipo. Otros buenos ejemplos son: la película Thelma & Louise o la novela de Ángel Valenzuela Hacia las luces del norte, a la que dediqué este vídeo.

12 Comedia romántica

El argumento básico de una comedia romántica es que dos personas se conocen y bromean, pero a pesar de la atracción obvia para el lector, no se ven románticamente involucrados por algún tipo de factor interno (que no se gustan mutuamente, por ejemplo) o por una barrera externa (uno de ellos tiene una relación amorosa con otra persona, por ejemplo). En algún momento, después de algunas peripecias cómicas, se separan. Entonces se dan cuenta de que son perfectos el uno para el otro y (normalmente después de un espectacular esfuerzo o una increíble coincidencia) se encuentran de nuevo, declarándose amor eterno, esperando vivir felices para siempre.

Este tipo de historias son divertidas, sensibleras, adorables, domingueras y muy dañinas. Son como droga dura. La heroína no es peor que este tipo de historias. Pero saben increíble si las consumes con tu helado favorito al mismo tiempo.

El diario de Bridget Jhones o ¡Buenos días, princesa!, de Blue Jeans son buenos ejemplos.

13 Misterio o Suspenso

El objetivo principal de este tipo de historias es mantener al lector a la expectativa, generalmente en un estado de tensión, de lo que pueda ocurrir a los personajes y, por lo tanto, atento al desarrollo del conflicto de la narración. Y bajo este principio fundamental, cualquier tipo de historia cabe, aunque son frecuentes las historias de terror, de ciencia ficción, los thrillers que antes mencioné e incluso de las historias de fantasía, aunque en este caso algo tétrica.

Un buen ejemplo de este tipo de historias es la serie Dark, o la novela La verdad sobre el caso Harry Quebert, de Jöel Dicker.

14 Aventuras

Narra los viajes, el misterio y el riesgo. Tengamos en cuenta que las historias en general necesitan del misterio para existir. Sin misterio o suspenso no podrían ser historias. Tengamos eso en mente para no confundirnos. Una característica recurrente de las historias de aventuras es la acción, presente hasta dominar los escenarios, normalmente nuevos en cada momento. Esta característica es básica para el desarrollo de la trama de una historia del tipo. Jurasic Park, La momia o Tarzán pueden ser buenos ejemplos.

15 Espistolar

Son historias que se cuentan a través de cartas. Dos personajes se escriben cartas y se cuentan cosas. En el intercambio empiezan a suceder cosas a ambos que terminan vinculándolos, acontecimientos que les obligan a salir de las cartas para encontrarse cara a cara, aunque esos acontecimientos los terminamos conociendo también a través de cartas, a veces las últimas que ambos se enviaron. Suelen ser historias de amor. Que nadie se sorprenda de ello. Hace unos años leí una que me sorprendió por lo ágil y divertida que fue, la escribió Daniel Glattaguer y se llama Contra el viento del norte, que tiene su continuación en Cada siete olas.

16 Autobiografía

El autor cuenta su propia historia. Tampoco es tan difícil entender esta, ¿no?

Deja un comentario

Deja un comentario